Ads By RevenueHits

A los musicos bolivianos

A todos los músicos de Bolivia que quieran que sus canciones esten en este blog por favor manden un enlace a nuestra página web en Facebook para evaluarlo

Ads by Bidvertiser

Busque a su artista boliviano preferido

Tras un sueño musical

José “Joti” Mrochek -conocido como Aviónica- tenía curiosidad por saber cómo y dónde se grabaron sus discos favoritos. Así nació un deseo de grabar su propia producción en Los Ángeles, California

Poco tiempo después de comenzar a escribir canciones por la década de los años  90 empecé a tener una inquietud por saber cómo y dónde se grabaron los discos que me gustaba escuchar. No tardé mucho en identificar tres ciudades donde se hicieron la mayoría: Londres, Nueva York y Los Ángeles.

Nueva York nunca me llamó la atención, Londres está al otro lado del mundo y siempre tuve un cariño por Los Ángeles. Pensaba que un músico que va a esa ciudad a grabar es un artista que hace cosas buenas, no sólo en cuanto al sonido, sino también en cuanto a lo musical.

Así y todo, sabía que ir a Los Ángeles a grabar era un sueño muy lejano. Llegar allá desde Bolivia sin conocer a nadie, sin una disquera grande que te respalde era imposible, especialmente, en una época en la que la venta de discos era un gran negocio y los precios por hora eran exorbitantes en los grandes estudios.

Definitivamente era algo que tenía que esperar. En 2001 se me presentó la  chance de ir a estudiar ingeniería de sonido a la Universidad de Fullsail en Orlando, Florida. No era Los Ángeles, pero vivir cerca de Mickey Mouse tampoco era tan malo. ¡Así que me fui!

Aquél fue el primer paso para buscar nuevos horizontes musicales. Yo nunca quise ser ingeniero de sonido ni tampoco productor musical. Pensaba que al trabajar en eso conocería a los productores que algún día se interesarían en mis canciones, bien como escritor o como artista.

Al terminar mis estudios en Fullsail tuve la opción de buscar trabajo en Los Ángeles. Pero luego del terremoto de Aiquile de 1997 -que tuve el gusto de sentir en Cochabamba- decidí que de ninguna manera viviría en Los Ángeles. Por eso empecé a mandar mi currículo y llamar a diario a los estudios Crescent Moon de Emilio y Gloria Estefan en Miami.

Llamé tantas veces que cuando por fin me dieron la entrevista ya era amigo de la secretaria. Ya habíamos hablado creo, ¡mil veces! Me dieron el trabajo y trabajé por mucho tiempo como asistente de grabación. Yo envolvía los cables, ponía los micrófonos y todas las cosas que hace un principiante. Lo más importante fue que conocí a tantas celebridades y productores, que no recuerdo todos los nombres.

Alrededor de 2003, conocí a Sebastián Krys. Él era uno de los productores top de Emilio. Era muy respetado en la comunidad latina de la grabación ya que había grabado a varios Grammys en esa época. Creo que hasta 2015 ya acumuló 14 o 15. Yo dejé de trabajar en Crescent Moon y volví a Bolivia, pero mantuve una amistad con él.

En 2005 volví a Miami después de terminar de grabar un disco en Cochabamba. Según yo, mis canciones estaban listas para el mundo así que busqué a Sebastián para que las escuchara y me diga lo que esperaba desde chico: "que quería hacer un disco conmigo y que ahora mis canciones serían escuchadas en todo el mundo”. Pero no fue así. En realidad, lo que me dijo fue que no podía hacer nada por mí y que siga haciendo lo que hacía. En otras palabras, educadamente, me dijo que no estaba listo y que mis canciones no le gustaron. Fue un golpe medio duro y, cada vez, con el paso de los años, la veía más difícil. No olviden que en esos años tenía mucha importancia la edad del artista en potencia y, bueno, volví a Bolivia a seguir escribiendo.

En los años siguientes el internet empezó a tener mucho más alcance, y sitios como Facebook y foros de ingenieros empezaron a aparecer. Entraba mucho a un foro y tenía contacto con ingenieros y productores famosos. 

Y descubrí que cuando a un productor o músico importante le gusta tu música, puede trabajar contigo, aun sin remuneración económica. Así que escribí a muchos y trabajé a distancia con ellos, incluso con Tony Levin -bajista de Peter Gabriel- que está entre los top tres bajistas del mundo.

Él grabó mi disco  Space for Rent  que produjimos  en Cochabamba con el productor Cacho Romero. 

Cacho siempre me apoyó con esa inquietud de trabajar con gente a larga distacia, en esa búsqueda de conseguir un mejor producto final. Al finalizar las grabaciones en 2011, Cacho me dijo: ¿Qué pasaría si le enviamos estas pistas a Sebastián Krys para que él las mezcle. Tú crees que lo haría? Y le dije: "pues le mando un inbox y le pregunto”. Así retomé el contacto con Sebastián, que ya vivía en Los Ángeles, y mezcló mi disco. Celebramos con Cacho, era un paso más para trabajar en las grandes ligas. ¿Quién hubiera creído que este proceso y todos esos años acabarían así? Sebastián, al finalizar las mezclas de  Space for Rent  me dijo: "Che Joti -es argentino- me gustó mucho lo que hicieron con Cacho, las canciones también están muy buenas. Si querés venir para Los Ángeles, hacemos un disco”. 

Meses más tarde cumplí mi sueño de hacer un disco en los estudios Ocean Way en Sunset Blvd en la mismísima ciudad de Los Ángeles, en un estudio donde las paredes están llenas de discos que marcaron historia -no sólo del rock- y donde aun Frank Sinatra grabó sus clásicos. 

Fue una experiencia surrealista, totalmente increíble para mí. Cada minuto en ese estudio era de no creer. Ni hablar de los músicos con los que tuve la oportunidad de grabar. Al disco le puse el nombre de California en honor al sueño cumplido.
Las canciones Desde Cero  y  Para Vos  incluidas en California salieron en MTV y HTV. Incluso la revista Rolling Stone me hizo una entrevista.

Sonamos en Colombia y México.  Desde Cero  fue número uno  en casi todos los rankings bolivianos en 2013. Fue un cambio radical en mi carrera musical, y hoy todavía me cuesta creerlo. 

Ahora me encuentro con otro productor de grandes ligas, Andrés Saavedra, en Miami grabando mi nuevo disco:  Electricidad. Recién sacamos una canción que se llama  Instinto Animal  que también está siendo muy bien recibida en varios países.

Es así que concluyo este relato de este viaje en mi vida. El viaje para hacer cosas buenas y llevar mi música a diferentes países. La fama nunca fue ni será mi objetivo, el único objetivo es hacer mejor las cosas y seguir aprendiendo. 


El sueño de grabar en Los Ángeles fue cumplido, pero hay otras cosas que me gustaría hacer que les estaré contando, espero en un próximo relato. ¡Muchas gracias!

Ads by Bidvertiser

Visite nuestra tienda virtual

Ads by Daily Motion