Ads By RevenueHits

A los musicos bolivianos

A todos los músicos de Bolivia que quieran que sus canciones esten en este blog por favor manden un enlace a nuestra página web en Facebook para evaluarlo

Ads by Bidvertiser

Busque a su artista boliviano preferido

Prinks Campanas del fin

ESPECIAL FUNDADORES DEL HEAVY METAL BOLIVIANO 70s 80s
LOS PRINKS
Las Campanas del Fin 1985
Una banda juvenil originada en la ciudad de La Paz a mediados de 1985, que durante su corto paso por la renaciente escena del rock de la década ochentera logró patentizar un legado que hasta ahora sorprende y cuya probanza se nota claramente en la capacidad creativa. La canción: LAS CAMPANAS DEL FIN es una composición fabulosa con una introducción que nos trasporta a los orígenes del rock de tendencia gótica en Bolivia y tal vez sea la oportunidad para declararlos como un grupo que asumía la tendencia vanguardista de los orígenes del heavy metal en La Paz, al lado de bandas como Trueno Azul, Metalmorfosis, Ceteris, Trilogía desde Santa Cruz y los mismos Alto Voltaje que se insertaban en un estilo aun mas pesado. Prestigio que llevo a LOS PRINKS a ser una de las bandas que fundaron el Rock and Bol aquel año de 1987...

Marco Antonio Valdez en la voz
Antonio Kierig en guitarra
Juan Cota en guitarra
Javier Monterrey en el bajo
Ramiro Chincheros en la batería
Donovan Hoyt en los teclados


Prinks te seguire

PRINKS en AGONIA composición de 1989, Audio digitalizado del concierto de Despedida de Donovan Hoyt
(ESPECIAL DE ANTONIO KIERIG VON BORRIES UNA LEYENDA VIVIENTE DEL ROCK BOLIVIANO OCHENTERO)

Platino te seguire

PLATINO en Te seguire 1990
Un eslabón del Rock Boliviano post ochentero, con fuerte influencia del Heavy Rock, que presenta en su formación a los ex miembros de dos grandes bandas: los ex PRINKS Javier Monterrey en Bajo, Ramiro Chincheros en bateria, Antonio Kierig y Juan Cota en guitarras, por otro lado Mauricio Torrez ex METALMORFOSIS en voz y Carlos Manrique en Teclados...

(ESPECIAL DE. ANTONIO KIERIG VON BORRIES UNA LEYENDA VIVA DEL ROCK BOLIVIANO OCHENTERO)

Prinks entrevista a Antonio Kierig

PRINKS en AGONIA composición de 1989, Audio digitalizado del concierto de Despedida de Donovan Hoyt

(ESPECIAL DE ANTONIO KIERIG VON BORRIES UNA LEYENDA VIVIENTE DEL ROCK BOLIVIANO OCHENTERO)

ENTREVISTA A ANTONIO KIERIG VON BORRIES
“UNA LEYENDA VIVA DEL ROCK OCHENTERO HECHO EN BOLIVIA”

AÑOZ LUZ: Estimado señor, con todo respeto, puede decirnos quien es Antonio Kierig?

 ANTONIO KIERIG. Primero que nada un saludo cordial a todos los amantes del ROCK y mis más sinceras felicitaciones al músico e historiador JULIO CESAR MOYA por tan prolija investigación. Años Luz se está convirtiendo en una grandiosa fuente de información referida al período de gestación del ROCK en Bolivia, siendo también un homenaje a aquellos apasionados que aportaron al desarrollo de la cultura musical contemporánea en el país, que con el trabajo de investigadores como Julio Moya, Alberto Hinojosa y otros, ciertamente no quedarán en el anonimato.

Antonio Kierig

En la actualidad soy apenas un amante de la música, que me acompaña en todas mis actividades y tengo la fortuna de ser Gerente de una de las más importantes empresas del sector lácteo en Bolivia, la quesería francesa “Productos MAYA”, cuento con 47 años de edad, casado con Zdenka Rios hijas, Alexandra y Danielle Kierig.

AÑOS LUZ: De acuerdo a nuestra investigación, es usted una figura artística que interviene en la historia del Rock Boliviano en la década de los ochenta. Una época dura, de cambios importantes en lo político, social y cultural. ¿Podría decirnos cuales fueron sus primeras experiencias en la escena musical de aquella época, y más específicamente en el Rock Boliviano que se produjo como resultado de esa coyuntura tan afectada por los conflictos políticos y sociales?

ANTONIO KIERIG. PRINKS fue una agrupación formada el año 1985 por un grupo de amigos del colegio Don Bosco, de la sobresaliente Promoción 87 “100 años con Don Bosco”, que en mérito a la verdad fue uno de los principales factores de éxito de la agrupación debido a su participación militante en las actividades de la banda.

Sin lugar a duda, la primera mitad de los 80´s tuvo una fuerte influencia en la juventud de aquella época, con grupos nacionales como Stratus, ColLage, Trilogía, Luz de América entre otros, asimismo, en Europa y Estados Unidos, la época fue prodiga en grupos de gran talla que hasta hoy podemos continuar disfrutando. Para esa época, ya se difuminaba el fantasma de Vietnam y se afincaba el conformismo con las tensiones generadas por el consumismo por un lado y la des individualización del ser humano por el otro a lo que le llamaron guerra fría, mientras que en Latinoamérica, los gobiernos militares habían dejado marcas profundas en esas generaciones, siendo el ROCK y particularmente el Heavy Metal una expresión de enérgica rebeldía contra todo lo formalmente establecido, además de ser alucinante, por lo que un importante segmento de la juventud de aquella época se sintió fuertemente atraída por la estridencia de sus guitarras, la profundidad de sus bajos, la agresividad de la batería, etc, etc, etc…

La banda paceña Prinks
En Bolivia, la segunda mitad de los ochentas, estuvo marcada por una profunda crisis económica que hasta hoy ha sido una de las más duras en toda la historia de la región.

Es en ese contexto, que se dio lugar a la formación de bandas musicales juveniles, de gran relevancia, particularmente en los colegios, pero con muy escasos recursos tecnológicos, lo que al parecer no resulto un desincentivo para su formación, así fue que la aparición de bandas como los PRINKS, tuvo una buena acogida.

AÑOS LUZ: LOS PRINKS es un grupo que destaca entre los documentos más relevantes de la época ochentera. Suscribiendo su presencia en festivales nacionales como el ROCK BOL 87, tocando en los primeros festivales intercolegiales de Rock realizados en La Paz.  ¿Podría decirnos de que manera y cuando surge este importante grupo? ¿Cuáles fueron los fundadores? ¿A qué se debe el nombre del grupo?

ANTONIO KIERIG. Los integrantes fueron Juan Cota - guitarra, Donovan Hoyt - teclados, Javier Monterrey - Bajos, Marco Antonio Del Barco - Vocales, Ramiro Chincheros Batería y Antonio Kierig – Guitarra. Llegaron también a conformar la banda a manera de apoyo o como músicos invitados Carlos Manrique - Teclados, Freddy Koch, Milagros Santalla, Alberto Guarachi y otros amigos que aún recuerdo con mucho afecto.

El nombre del grupo fue obtenido luego de un divertido debate y seleccionado de una larga lista de nombres, pero en esencia, PRINK´S era simplemente un nombre, no significaba nada en especial, sólo queríamos sonar diferente y salir de los moldes tradicionales. Por lo que PRINK´S significaba diversión, fraternidad, dedicación y esmero, pero sobre todo, una expresión de heavy metal.

AÑOS LUZ: LOS PRINKS –como dijimos más arriba- figura entre los grupos privilegiados que participaron en el FESTIVAL ROCK BOL 87 ¿Podría compartir con nosotros algunas experiencias y anécdotas que usted recuerde de este importante evento histórico? 

Grupo de rock Los Prinks
ANTONIO KIERIG. La acústica del coliseo siempre ha sido mala, la empresa organizadora “Carter Producciones” instaló en el  techo unos amortiguadores acústicos impresionantes, que pese a su tamaño no pudieron con la cantidad de equipos dispuestos para el concierto y nada de ello disminuyó los ánimos de los asistentes. 

AÑOS LUZ: Estimado Antonio, gracias a la colaboración de un gran artista contemporáneo suyo – Miguel Angel Ross-,  hace poco pudimos escuchar con mucho asombro la canción “LAS CAMPANAS DEL FIN”, una pieza digna de culto, testimonio del rock ochentero boliviano ¿Podría comentarnos como surge esta importante obra? ¿Existe algún inspirativo externo que tuvo pertinencia en la creación de esta canción? ¿Existe un material grabado de LOS PRINKS que mucha gente en la actualidad no conoce?

ANTONIO KIERIG. La época estaba influenciada por el fantasma de la guerra fría, que la juventud del momento consideraba que contaba con el potencial de destruir toda la humanidad, es por ello que muchas bandas dedicaron su inspiración a los posibles eventos apocalípticos y a la amenaza de un Armagedón, creando canciones de protesta contra la estupidez de la guerra, “así como Lluvia Roja en Santa Cruz, se hicieron las Campanas del fin en La Paz”, con una marcada influencia Católica. Por supuesto que existieron muchas otras, pero actualmente se vienen a mi mente esas dos.

El material grabado es muy escaso y debido a los escasos recursos tecnológicos y financieros, apenas se cuenta con un par de borradores demo, que sin embargo muestran la esencia de lo que llegó a significar en la época para los jóvenes del momento poder gritar a voz en cuello ¡por qué a mí, por qué a mí….!!!, me refiero a tener que asumir el peso de las presiones ideológicas de la época. Por supuesto que hoy estaríamos denunciando y gritando acerca del deterioro de la madre tierra que no casualmente ha sido provocado por los mismos actores.

AÑOS LUZ: Se trata de un mito alrededor de la trayectoria del grupo LOS PRINKS, que nunca pudo ser aclarado por la inexistencia de medios para la información,  consiste en la participación de una cantante femenina  ¿Es esto cierto? ¿A qué se debió este cambio en los integrantes del grupo? ¿Podría darnos más luces de esta importante etapa del legendario grupo LOS PRINKS?

ANTONIO KIERIG. Luego de la partida de Dónovan, le siguió Marco, lo que nos obligó a reforzar la banda con Carlos Manrique, y Milagros Santalla, orientando el estilo de PRINK´S hacia Pat Benatar, Heart, Joan Jet, entre otros. Posteriormente, se creó Platino, que era básicamente PRINK´S junto a Mauricio Torres y Carlos Manrique. Esta etapa fue más prodiga en canciones propias del grupo, pero que lamentablemente tampoco se pudo contar con grabaciones de calidad por lo que la mayor parte de estas obras desaparecieron. Finalmente, en un esfuerzo por mantener los escenario se creó una excelente agrupación llamada Shalom, con músicos actualmente retirados como Gerardo Kierig, Simón Kierig, Juan Cota, Jorge Collao, Verónica Pérez (no la del Grillo y Wara), Denisse Auza, Vico Sierra y otros, que pese a haber logrado un muy buen nivel técnico, también desapareció.

Lamentablemente un accidente de aeromodelismo me alejó definitivamente de los escenarios, al dañar tendones de mi mano izquierda.

AÑOS LUZ: Querido Antonio, luego de tantos éxitos personales, luego de pisar tan importantes escenarios, luego de ser definitivamente un eslabón importante en la consolidación del género heavy metal en nuestro país ¿A qué se le atribuye la desintegración del grupo PRINKS? ¿Alguna vez se pensó en  una reunión del grupo?

Antonio Kierig y Javier Monterrey de Prinks
ANTONIO KIERIG Si bien los PRINK´S tuvieron un importante paso por la escena Heavy Metalera de nuestro país durante la segunda mitad de los ochentas, estaban afincados en la solidez del grupo humano, es decir éramos más amigos que compañeros de banda, por lo que la repatriación del legionario Donovan representó un fuerte golpe anímico para el grupo, a lo que le siguió la salida de Marco. Luego de varios intentos por continuar haciendo música el golpe definitivo fue propinado por el propio mercado, que abandonó al Rock para dar paso a otras corrientes musicales denominadas en ese entonces “comerciales”, motivo por el cual las radios y los espacios especializados en espectáculos masivos dieron la espalda al Rock y a los Rockeros, y para inicios de los noventas la movida heavy metal era exigua y enfrentaba un fuerte deterioro. Es por esta razón que muchas bandas y obras del Rock nacional terminaron desapareciendo.

La escasa actividad obligó a muchos músicos a refugiarse en actividades o géneros musicales que les permita la subsistencia, distrayendo en algunos casos su esencia rockera. Otros se refugiaron en su formación y actividad técnica y profesional individual, a lo que no fueron ajenos los PRINK´S, que luego de muchos intentos no lograron relanzar su música pues la juventud de los noventas no calzaba con los rockeros ochenteros quienes además estaban muy dispersos.

Respecto a la reunión del grupo, creo que podría ocurrir. Esto depende más de los legionarios.

AÑOS LUZ: ¿Cuales son las proyecciones musicales que ANTONIO KIERIG está desarrollando en la actualidad? ¿Existe proyección musical de ANTONIO KIERIG en la música para después?

ANTONIO KIERIG. Lo que actualmente queda es un fuerte deseo de poder reeditar las canciones de PRINK´S con ayuda de la tecnología actual, respecto a la docencia, he enseñado composición y armonía durante un par de años y economía, finanzas y comercio exterior desde hace 25 años.


AÑOS LUZ: Aprovechando la oportunidad quisiéramos conocer  también la opinión suya acerca de la actualidad ¿Que opinión le merece la actual escena del Rock Boliviano? ¿Cree usted que falta esencia, incentivo, o simplemente nos encontramos en un oscurantismo artístico que nos hace estar bastante alejados de aquellos años maravillosos del Rock Boliviano, donde entre otros artistas usted brillaba con luz propia? 

La banda Prinks en la actualidad 2017
ANTONIO KIERIG. Actualmente existen muy buenos intérpretes y autores nacionales con excelentes producciones propias, grupos de altísima calidad, los medios de comunicación están mucho más abiertos y existe la posibilidad de vivir de la música, lo que en los ochentas era impensable. Esto genera un escenario de circunstancias altamente favorables, pero asimismo, muchísimos postulantes. Este contexto de elevada competitividad fija parámetros más elevados, por lo que los rockeros actuales tienen retos mayores. Por mi parte, no logro descifrar el porqué de su escasa incidencia, pero es muy probable que nuestra sociedad ya no aprecie el valor del Made in Bolivia.

AÑOS LUZ: ¿Qué consejo transmitiría a los músicos que ahora se ven insertos en la producción de Rock Boliviano? Y finalmente ¿Qué mensaje daría usted a la juventud que se identifica como fanática del Rock Boliviano en la actualidad?

 ANTONIO KIERIG. Cuando era niño, mi mamá me decía “sin importar lo que los demás hagan, haz tu mejor esfuerzo” y creo que esa es la clave del éxito, dedicación y pasión, el reconocimiento llega por añadidura, de igual manera creo que para disfrutar lo que haces no necesitas ningún tipo de aditivos.

AÑOS LUZ: MUCHAS GRACIAS ANTONIO,  FUE UN VERDADERO HONOR ACERCARNOS MAS A USTED, Y MEDIANTE SU PERSONA  REVIVIR GRANDES MOMENTOS DE LA HISTORIA DE NUESTRA MUSICA       

JULIO CESAR MOYA CANAVIRI
“Años Luz” Tributo al Rock Boliviano

La Paz Diciembre de 2016

Tomado del blog http://revistarockboliviano.blogspot.com.br/2017/02/anos-luz-entrevista-antonio-kierig-von.html?spref=fb

Avionica - Desde Cero (video oficial)

Musica : Avionica
Letra : Vega
Productor : Sebastian Krys
Director : Ariel Annexy Labault
Ilustraciones y Animaciones : José Gutierrez

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=h2W8gtKbEc8


Tras un sueño musical

José “Joti” Mrochek -conocido como Aviónica- tenía curiosidad por saber cómo y dónde se grabaron sus discos favoritos. Así nació un deseo de grabar su propia producción en Los Ángeles, California

Poco tiempo después de comenzar a escribir canciones por la década de los años  90 empecé a tener una inquietud por saber cómo y dónde se grabaron los discos que me gustaba escuchar. No tardé mucho en identificar tres ciudades donde se hicieron la mayoría: Londres, Nueva York y Los Ángeles.

Nueva York nunca me llamó la atención, Londres está al otro lado del mundo y siempre tuve un cariño por Los Ángeles. Pensaba que un músico que va a esa ciudad a grabar es un artista que hace cosas buenas, no sólo en cuanto al sonido, sino también en cuanto a lo musical.

Así y todo, sabía que ir a Los Ángeles a grabar era un sueño muy lejano. Llegar allá desde Bolivia sin conocer a nadie, sin una disquera grande que te respalde era imposible, especialmente, en una época en la que la venta de discos era un gran negocio y los precios por hora eran exorbitantes en los grandes estudios.

Definitivamente era algo que tenía que esperar. En 2001 se me presentó la  chance de ir a estudiar ingeniería de sonido a la Universidad de Fullsail en Orlando, Florida. No era Los Ángeles, pero vivir cerca de Mickey Mouse tampoco era tan malo. ¡Así que me fui!

Aquél fue el primer paso para buscar nuevos horizontes musicales. Yo nunca quise ser ingeniero de sonido ni tampoco productor musical. Pensaba que al trabajar en eso conocería a los productores que algún día se interesarían en mis canciones, bien como escritor o como artista.

Al terminar mis estudios en Fullsail tuve la opción de buscar trabajo en Los Ángeles. Pero luego del terremoto de Aiquile de 1997 -que tuve el gusto de sentir en Cochabamba- decidí que de ninguna manera viviría en Los Ángeles. Por eso empecé a mandar mi currículo y llamar a diario a los estudios Crescent Moon de Emilio y Gloria Estefan en Miami.

Llamé tantas veces que cuando por fin me dieron la entrevista ya era amigo de la secretaria. Ya habíamos hablado creo, ¡mil veces! Me dieron el trabajo y trabajé por mucho tiempo como asistente de grabación. Yo envolvía los cables, ponía los micrófonos y todas las cosas que hace un principiante. Lo más importante fue que conocí a tantas celebridades y productores, que no recuerdo todos los nombres.

Alrededor de 2003, conocí a Sebastián Krys. Él era uno de los productores top de Emilio. Era muy respetado en la comunidad latina de la grabación ya que había grabado a varios Grammys en esa época. Creo que hasta 2015 ya acumuló 14 o 15. Yo dejé de trabajar en Crescent Moon y volví a Bolivia, pero mantuve una amistad con él.

En 2005 volví a Miami después de terminar de grabar un disco en Cochabamba. Según yo, mis canciones estaban listas para el mundo así que busqué a Sebastián para que las escuchara y me diga lo que esperaba desde chico: "que quería hacer un disco conmigo y que ahora mis canciones serían escuchadas en todo el mundo”. Pero no fue así. En realidad, lo que me dijo fue que no podía hacer nada por mí y que siga haciendo lo que hacía. En otras palabras, educadamente, me dijo que no estaba listo y que mis canciones no le gustaron. Fue un golpe medio duro y, cada vez, con el paso de los años, la veía más difícil. No olviden que en esos años tenía mucha importancia la edad del artista en potencia y, bueno, volví a Bolivia a seguir escribiendo.

En los años siguientes el internet empezó a tener mucho más alcance, y sitios como Facebook y foros de ingenieros empezaron a aparecer. Entraba mucho a un foro y tenía contacto con ingenieros y productores famosos. 

Y descubrí que cuando a un productor o músico importante le gusta tu música, puede trabajar contigo, aun sin remuneración económica. Así que escribí a muchos y trabajé a distancia con ellos, incluso con Tony Levin -bajista de Peter Gabriel- que está entre los top tres bajistas del mundo.

Él grabó mi disco  Space for Rent  que produjimos  en Cochabamba con el productor Cacho Romero. 

Cacho siempre me apoyó con esa inquietud de trabajar con gente a larga distacia, en esa búsqueda de conseguir un mejor producto final. Al finalizar las grabaciones en 2011, Cacho me dijo: ¿Qué pasaría si le enviamos estas pistas a Sebastián Krys para que él las mezcle. Tú crees que lo haría? Y le dije: "pues le mando un inbox y le pregunto”. Así retomé el contacto con Sebastián, que ya vivía en Los Ángeles, y mezcló mi disco. Celebramos con Cacho, era un paso más para trabajar en las grandes ligas. ¿Quién hubiera creído que este proceso y todos esos años acabarían así? Sebastián, al finalizar las mezclas de  Space for Rent  me dijo: "Che Joti -es argentino- me gustó mucho lo que hicieron con Cacho, las canciones también están muy buenas. Si querés venir para Los Ángeles, hacemos un disco”. 

Meses más tarde cumplí mi sueño de hacer un disco en los estudios Ocean Way en Sunset Blvd en la mismísima ciudad de Los Ángeles, en un estudio donde las paredes están llenas de discos que marcaron historia -no sólo del rock- y donde aun Frank Sinatra grabó sus clásicos. 

Fue una experiencia surrealista, totalmente increíble para mí. Cada minuto en ese estudio era de no creer. Ni hablar de los músicos con los que tuve la oportunidad de grabar. Al disco le puse el nombre de California en honor al sueño cumplido.
Las canciones Desde Cero  y  Para Vos  incluidas en California salieron en MTV y HTV. Incluso la revista Rolling Stone me hizo una entrevista.

Sonamos en Colombia y México.  Desde Cero  fue número uno  en casi todos los rankings bolivianos en 2013. Fue un cambio radical en mi carrera musical, y hoy todavía me cuesta creerlo. 

Ahora me encuentro con otro productor de grandes ligas, Andrés Saavedra, en Miami grabando mi nuevo disco:  Electricidad. Recién sacamos una canción que se llama  Instinto Animal  que también está siendo muy bien recibida en varios países.

Es así que concluyo este relato de este viaje en mi vida. El viaje para hacer cosas buenas y llevar mi música a diferentes países. La fama nunca fue ni será mi objetivo, el único objetivo es hacer mejor las cosas y seguir aprendiendo. 


El sueño de grabar en Los Ángeles fue cumplido, pero hay otras cosas que me gustaría hacer que les estaré contando, espero en un próximo relato. ¡Muchas gracias!

OIL explora sonidos del mundo

Esta es una publicación que salio en el periodoco Página Siete de la ciudad de La Paz  el día 10 de mayo de 2015, en la páginas 20 y 21 de la revista Miradas y fue escrita por Carolina Hoz de Vila Guzman

Un diálogo cultural con los antepasados y la tradición es el nuevo álbum que trae sonidos tribales del mundo. Lo que perdura, lo eterno, el infinito, el universo, la serpiente que se come la cola…

Carolina Hoz de Vila Guzmán
  C alavera es el tercer álbum de estudio de la banda de rock OIL. Seis canciones se desprenden de esta nueva entrega material en español, producida y dirigida por el multiinstrumentista So Myung y OIL. 
El estudio Sapiens en Santa Cruz mezcló el sonido, Francisco Holzmann estuvo a cargo de la masterización en el estudio Clio de Santiago de Chile, mientras que, en Sonic Room se terminó de grabar el álbum. El primer sencillo de Calavera es Sal, canción que ya circula por las radios del país y tiene un videoclip de animación en YouTube, realizado por el artista Andy Garnica. 
"Pipo” Lara (batería y percusión), "Pichón” Aguilar (guitarra eléctrica), Oli Devaux (bajo) y "Chelo” Navia (voz y guitarra acústica) retornan este 2015 con una propuesta musical que honra a la muerte. 
Un diálogo cultural con los antepasados y la tradición es el nuevo álbum, que llega con sonidos tribales del mundo. Calavera desembarca en el sonido blusero del delta Misisipi que caracterizó a la banda desde sus comienzos, para retornar a la tradición folclórica. 
OIL se arriesga a dialogar con danzas tribales de medio Oriente, sin perder su identidad. Calavera es, por eso, como expresa Navia, la esencia musical de OIL. "Quisimos partir del hueso, para mostrar nuestra identidad”. 
El vocalista sostiene que el infinito se ensalza en la música de te disco, como un retorno a las raíces. "Lo que perdura, lo eterno, el infinito, el universo, la serpiente que se come la cola y que retorna es el disco”, grafica.
 La inspiración
La portada de una calavera guerrera es, por tal motivo, el emblema del disco. La instantánea fue tomada por el fotógrafo Andrés Alem, tiempo atrás, en una catedral de Bilbao, para simbolizar "la ascensión del espíritu”. La banda capturó esta idea como inspiración para plasmar la muerte como poder creativo y regenerador. 
Los personajes que giran alrededor del disco son, según Chelo Navia, "la magia de Thunupa, los rituales, las voces de los abuelos, el viaje de El Loco en el tarot y otros personajes espirituales olvidados” que evocan el infinito. El Run Run de la Calavera de Ramón Rocha Monroy, y Felipe Delgado de Jaime Saenz, novelas emblemáticas de la literatura nacional, sirvieron de soporte conceptual y poético para el álbum. 
La pre producción comenzó a principios del 2014 y culminó a fines del mismo año.
Durante la grabación, la banda se sintió más responsable que nunca de su sonido al trabajar a distancia con el multifacético So Myung. Todo el proceso de elaboración fue explosivo e intenso para el vocalista y compositor, Chelo Navia, al contar que la banda pasó 12 horas al día, degustando ideas musicales, durante una semana, para consolidar el resultado que quería. 
"Fue agotador. Pero cada nota, golpe, palabra te hace uno con tu música. Hacerla con tus hermanos es una especie de ritual que te lleva por varios caminos sonoros”, dice. 
La experiencia de trabajar con So Myung fue alentadora al mismo tiempo y sirvió de enseñanza para el cuarteto. "Él es un gran amigo, y músico, virtuoso instrumentista y melómano. Hablar de rock y de nuestras ideas con él fue muy natural. Aprendimos mucho de su trabajo”, complementa. 
El vocalista comenta que el trabajo cuidadoso que se hizo con las canciones, influyó en la naturalidad de los arreglos. Trabajar en maquetas, permitió que la improvisación en estudio fluyera de manera natural. 
A 11 años de sus comienzos, la banda tiene programadas dos giras musicales; una nacional y otra por Uruguay y Argentina. 
Tras la gira por Bélgica, Suiza y Francia que tuvo en 2012, OIL no descarta la posibilidad de retornar a Suiza para participar en un festival importante, además de lanzar como primicia un  documental de 45 minutos sobre su pasado tour europeo. 
Reseña del disco 
Desde la raíz del rock, OIL saborea el hueso más recóndito del sonido blues y lo pone a servicio de la experimentación instrumental, con atmósferas orientales y sonidos del mundo. 
Los pasajes musicales del disco recuerdan a Dead Can Dance, The Doors, Robert Plant, Days of the New y a las danzas armenias y turcas del pasado otomano. Como un eco de los dioses balcánicos y europeos, ruge la música tribal de Calavera, al explorar el origen de la vida en cánticos. 
El sonido de este cuarteto destapa los mitos culturales de la caja de Pandora para conversar con monstruos, tótems y wakas sagradas, en seis canciones que suenan al son de danza. 
Dioses humanos y bestiales; personajes de roca volcánica danzan en las capas tectónicas del rock de OIL. 
1. Sal. En la crónica de Santa Cruz Pachacuti Tunupa es el apóstol. Se transforma en Tata Santiago o Illapa en la imaginación de los señoríos aymaras y en las crónicas de la colonia temprana. Mientras, un volcán llamado Tunupa es la serpiente que arrasa con los viajeros del salar y defiende la justicia con su fuego, en la visión de OIL. 
2. Madre Loba. La civilización nace de esta madre, como un aullido que la cultura intentó domesticar. El poder femenino que Clarissa Pinkola identificó como la Mujer Salvaje de la vida, es la loba bruja de los mitos. Jules Michelet, visualiza al numen como la curandera de los bosques. 
En consonancia con estas teorías históricas, OIL le da a la musa el poder de renacer de sus huesos. 
3. Sangre. Con la maravillosa interpretación del guitarrista blusero Joaquín Delemoine, es un sacrificio ritual. El flujo vital de alguna aclla inca en el templo de Pilkokaina, o de algún elegido en la empalizada Tzopantli de las calaveras de Tenochtitlán, se ofrenda para que la naturaleza sobreviva y el sol perdure. 
4. Cobras Negras. Son los cánticos de la tradición que el guerrero debe perseguir para encontrar en sus antepasados la voz de sus decisiones. 
5. Infinito. Es un tránsito al subsuelo, un leitmotiv instrumental que se repite como un susurro oriental hasta tocar las entrañas terrestres. 
6. Vino eterno. Es una ch’alla en el reino de los muertos. Un diálogo con las ñatitas y la sustancia acni de la Calavera de Todos Santos. 

Diálogo de culturas, tiempos y espacios es Calavera. Una mirada universal que reproduce en la música y poesía de la banda cochabambina, un brindis con los dioses que olvidamos.

Ranking nacional de músicos de rock 1987


Una publicación del periodico El Diario del día 24 de mayo de 1987 donde se ven a los

  • mejores guitarristas
  • Los mejore vocalistas
  • Mejores bajistas
  • Mejores bateristas
  • Mejores tecladistas



Esos viejos rockeros que nunca mueren...

Nota periodistica sobre los grandes del rock boliviano, conocidos tambien como los precursores del rock boliviano, que salio publicado en la revista Miradas del periodico Página Siete  el día domingo 12 de Abril de 2015 en las páginas 22, 23 y 24 y fue escrita por Ivone Zeballos

En los 60, los aires del rock llegaron a La Paz. De cada barrio surgía una banda. Loving Dark’s, Black Byrds, Los Donkey’s, Los Bonny Boy’s Hot, Los Grillos y otros cambiaron la vida de una generación, que rompió los moldes y pervive hasta ahora

Ivone Juárez Zeballos
Banda loving Darks
 A mediados de la década de los 60, todos los viernes, a las 18:00, cientos de jóvenes  se prendían a la radio para escuchar Battmanía, el programa de rock en vivo que  Martín Salmón presentaba a través de   Radio Nueva América, de la ciudad de La Paz. 

Los grupos del  movimiento rockero, que había comenzado a surgir en la ciudad,    se presentaban en el programa en vivo. Los Donkey’s,   Los Bonny Boy’s Hot’s,  Los Turtles, Blue Jet’s, Splendid, Gent   lemen, Los Grillos, Loving Dark’s... y otros   deleitaban el oído de los jóvenes  que vivían con  intensidad el inició de la "nueva ola”, un movimiento que seguía la tendencia mundial de la música de entonces: el  rock, enarbolada por The Beatles, los Rolling Stone y otros grupos,  convertidos hoy en mito.
Al terminar su presentación en la radio, los ídolos  salían y se encontraban con sus legiones de  fans que gritaban y enloquecían al verlos. Admiraban su forma de vestir (ropa apretada y de colores intensos),   sus peinados (melenas largas y alborotadas). Querían ser cómo ellos, imitarlos. Pero no sólo en su forma de vestir, sino en esa forma de ver y vivir la vida: libre, rebelde, persiguiendo los sueños... rompiendo los moldes de una sociedad que establecía roles estrictos y profundamente machista para sus jóvenes.
 Y los jóvenes "nuevo oleros”  vibraban  con la música de sus ídolos,  que  prácticamente los "obligaba” a seguirlos a festivales, presentaciones o bailes privados que se organizaban en casas particulares, donde, muchas veces, el tráfico vehicular era cortado hasta una cuadra, debido a la cantidad de gente concentrada en los bailes, donde el frenesí escandalizaba a muchos  de los "mayores”.
The Turtles de Alvaro Cordova
Era el efecto del rock, "una  especie de fiebre mundial,  de rebeldía, que se apoderó de la juventud y abrió las puertas para todo lo que tenemos hoy en el plano social, musical y cultural”, afirma Álvaro Córdova, uno de esos jóvenes rebeldes de la década de los 60 que quedó atrapado en las redes del señor rock.
 "Éramos  una generación que veía lo que  pasaba  afuera, nos  informábamos  por  la radio. Por otro lado, el mercado estaba copado de folklore, nacían Los Jairas, Los Rupay y otros. Esto dio una pauta para que una generación comenzara a descubrir sus aptitudes artísticas. Así se generaron los primeros grupos electrónicos. Ahí comienza la historia con  Loving Dark’s,  Black Byrd’s, Gent   lemen y otros”,   añade Edgar Bustillos, otro viejo rockero, un  guitarrista que descubrió la música viendo a los Loving Dark’s, Los Climax y  otros. Allá, a finales de los 60, creó  Sparks y más tarde, en los 70,  Altiplano, con Anselmo Portugal, Antonio Pérez y Jhonny Luna.
Álvaro Córdova comenzó su relación con el rock a los 18 años, junto  a José Zapata, Gilberto Martínez y Felix Chávez, con quienes formó The Turtles (Los tortugas). Formó parte de los  Black Byrd’s y fundó Climax  . Su madre y su abuela le habían comprado su primera batería, instrumento que interpreta hasta hoy. 
 Hace unos 10 años, Álvaro y Édgar se juntaron con otros  íconos del rock: Félix Chávez y Mario  Pancho  Acevo y  todos -con sus historias de éxito personales- decidieron  "continuar la leyenda Lonvig Dark’s”,  la banda fundada a mediados de los 60 por  Félix (guitarra y voz), Boris Rodríguez (batería), Gilberto Martínez (bajo) y Jaime Loayza (teclados). 
La banda Manantial de Angel Guaman y Willy Jorquera


 Todos los miércoles, en la tarde, se reúnen en el solario de una casa de Alto Obrajes  para preparar las presentaciones que ofrecen, pero no sólo para su público de siempre, que acude  nostálgico  a oírlos, sino para las nuevas generaciones que sucumben ante sus arpegios musicales. Interrumpieron uno de sus ensayos para revivir esos tiempos en que les tocó marcar  el rumbo de toda una generación.

La Paz, meca del rock
Estos  rockeros cuentan que la ciudad de La Paz era la meca del rock boliviano. Por eso las bandas que se creaban en el interior tenían que llegar hasta la ciudad para hacerse conocer. Así llegaron a estas tierras altas Los tigres de Uyuni, Los Daltons de Santa Cruz, el Grupo 606 de Cochabamba y otras bandas del momento.
"El movimiento rockero se genera en La Paz y se da en todas las clases, pero particularmente  en la clase  media”, afirma  Pancho Acevo, que a finales de los 60, cuando tenía 14 años,  comenzó a tocar la guitarra con una banda de su barrio llamada Bellos Sueños, formada por los hermanos Quinteros, Vico Viscarra y Franklin Villa. Años después, Pancho pasó a formar parte de Los Z Siete, un grupo que hizo  bailar a generaciones enteras con su enganchados.
Las bandas de rock alcanzaron gran profesionalismo
Félix Chávez, fundador de Loving Dark’s, de Manantial y Anatares, añade que en la ciudad, en los años 40 y 50,  se había comenzado a  instalar confiterías, donde se presentaban grupos en vivo, primero de tango y luego de música jazz  . Esos espacios se convirtieron en el lugar ideal para mostrar a la gente  lo que sabían hacer.
"Apareció un local, el Galey, en la esquina del cine Tesla,  donde se escuchaba música en vivo. Tocaban  Los Donkey’s, Los Tortugas, Los Fénix, Los Bonny Boy’s Hot  y hasta  grupos extranjeros”, dice.
Recuerda que  los rockeros de entonces contaban en La Paz también con escenarios más grandes, como los cines Murillo y  Monje Campero, o el Teatro al Aire Libre y el coliseo (entonces abierto), donde radios, como Chuquisaca, organizaban sendos festivales de música. Es que las radioemisoras de entonces también pusieron su aporte. Radio Méndez, con su Sábado de la Alegría, o radio Illimani, con El club de la juventud, llevaron  la nueva música y a sus intérpretes hasta los confines del país. \
 En este recuento saltan los nombres de empresarios, como Miguel Dueri, que con su disquera Discolandia  dio un gran impulso a esa generación que descubría sus aptitudes artísticas.
Los Antares grupo de Felix Chavez
UN BARRIO, UNA BANDA
Y la fiebre del rock fue tal que de  cada zona de la ciudad La Paz fueron naciendo bandas que, en muchos casos, alcanzaron el éxito inmediatamente, como Loving Dark’s, que salió de  Miraflores, o Los Bonny Boy’s Hots. 
Climax salió de San Pedro, al igual que   Los Tortugas. Mandril nació en Villa Victoria, al igual que Los Four Star y Los Signos.
"Hubo una explosión de bandas de rock en toda la ciudad”, afirma Édgar Bustillos.
Y estas bandas se enfrentaban en festivales, que comenzaban en la mañana y terminaban en la tarde, o actuaban en fiestas particulares organizadas por grupos de jóvenes que armaban tremendos bailes  en locales públicos o particulares.
"Las fiestas se realizaban en las  salas de las casas, pero con un lleno impresionante. Una canción la tocábamos media hora. El frenesí del baile y  la energía de la juventud era algo incomparable a la histeria que provocaban Los Beatles, claro, respetando las diferencias. En la escala que nos corresponde, aquí también se dio ese fenómeno así,  asegura Álvaro Córdova.
Felix Chavez
MÚSICA AL OÍDO
Esta generación de los padres del rock boliviano tuvo que abrirse camino prácticamente sola, aprendiendo a interpretar la nueva música a "puro oído”.
"No existía ningún sistema de enseñanza, pero gracia a eso desarrollamos la capacidad de aprender la música por nuestra propia vocación y aptitud”, dice Félix Chávez.
Álvaro Córdova  recuerda que aprendió a tocar la batería escuchando la radio o los  discos de vinilo que compraba. 
"Si queríamos aprender alguna canción, teníamos que parar la aguja del tocadisco  y escuchar. Así sacábamos los temas”, recuerda el fundador de Climax.
Pancho Acevo añade que entonces  no existía ningún sistema de enseñanza. "El conservatorio no aceptaba la música rock, no tenía esa instrucción, era muy formal , de música clásica”, añade.
Además, las canciones de la nueva ola venían en inglés, por lo que muchos, incluso, tuvieron que aprender el  nuevo idioma.
VÁMONOS DE GIRA
Las bandas de rock que alcanzaban éxito  en La Paz, porque demostraban su calidad,  eran inmediatamente requeridos en el interior del país, donde encontraban  la misma aceptación que tenían en la sede de Gobierno y contagiaban su fiebre por el rock.
Los destinos eran Cochabamba, Santa Cruz y, ante todo,  los centros mineros, que en esa época atravesaban por una coyuntura económica muy favorable.

Édgar Bustillos rememora los día de fiesta que amenizaban en los  centros mineros, como Catavi, Siglo XX, Uncía o Machacamarca, entre otros.
"Con Z Siete, durante un Año Nuevo,   llegamos a tocar  en las tres secciones de la mina  Quechijlla”, añade Pancho Acevo.
Félix Chávez recuerda que el rock contagió de tal manera a los jóvenes de todo el país, que  Loving Dark’s debutó en Santa Cruz en 1968, en el local el Mao Mao, durante una noche de Carnaval. 
"Pese a ser paceños, de la zona  de Miraflores, debutamos en Santa Cruz y luego nos presentamos en La Paz”, dice.
EXTRAÑO DE PELO LARGO
Pero el ser impulsores de una nueva generación no fue fácil para estos barones del rock, tuvieron que romper esquemas y soportar el peso del prejuicio  y del machismo, sobre todo por su forma de vestir y manera de llevar el pelo: largo.
Los pantalones pegados de colores encendidos que llevaban llamaban la atención demasiado. 
"Siempre tuve el apoyo de mis padres, pero era difícil andar por las calles, pese a que sólo llevaba una pequeña melena”, cuenta Félix Chávez.
"Fue un choque contra el machismo que el hombre llevara el pelo largo, iba hasta en contra de la idiosincrasia de la gente”, añade Édgar Bustillos.
Félix recuerda que las vendedoras de La  Velas -que entonces ya existía- se burlaban de la apariencia de los rockeros.
"Pero, poco a poco, fuimos ganando terreno y nos aceptaron”, expresa sonriente. 
 "Hemos tenido el gusto de estar en la época en que se dio el boom”, le responde Pancho Acevo.
"Nuestra generación rompió  el esquema de lo que se llamaba normal, de lo que se consideraba decente, bien”, replica Álvaro Córdova.

"Rompimos el molde”
Cuando el rock invadió La Paz, estos viejos rockeros tenían entre 18 y 21 años,   que les tocó "romper el molde” de todo lo establecido hasta entonces.
"Somos la generación que abrió camino. Antes de nosotros no hubo nada. Tuvimos que romper los moldes”, dice Félix Chávez.
Muchos tuvieron que enfrentar a sus propias familias para seguir el camino que habían escogido: la música rock.
"Yo venía del colegio Alemán y había que ser médico, abogado o ingeniero y llevar una vida muy formal, pero  esta música me abrió la vida a otros caminos, a otra filosofía, a un espíritu de libertad  y creatividad, pero tuve que arreglármelas, porque ser músico entonces era complejo”, añade Álvaro.
 "Es que el estilo era nuevo, la cultura era nueva y no había apoyo de ningún tipo.  Éramos sólo nosotros ,con la ayuda de algunas personas, como don Miguel Dueri  y la señora Mercedes Kunkar”, afirma Édgar Bustillos.
 Pero la historia no termina ahí, continúa porque estos padres  del rock boliviano continúan interpretando sus creaciones en una leyenda llama Loving Dark’s. De tanto en cuanto miran atrás para rememorar aquellos años, cuando eran unos jóvenes de pelo largo, rebeldes y soñadores que marcaron la ruta de toda una generación en Bolivia. 

Camisetas de rock

Tenemos el agrado de estrenar una nueva tienda virtual de camisetas de rock que estara disponible en los siguientes paises:

  • Estados Unidos
  • España 
  • Italia
  • Francia 
  • Gran Bretaña
en caso de no poder visualizar las camisetas por favor entrar al siguiente enlace  

http://www.latostadora.com/rockboliviano


Rock Mental Década del 2000

Las bandas que hicieron historia en la de cada de los años 2000 y el inicio de un nuevo milenio

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=TimpvKHf1pY


Rock Mental, el documental del rock Boliviano decada de los 90

Las bandas que hicieron historia en la decada de los 90 en Bolivia

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=7qKlAKFMNTg


Rock Mental, el documental del Rock Boliviano, DÉCADA de los 80 s

Los protagonistas de la decada de los años 80 en la historia del rock boliviano

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=vKsTDw8JAfQ


Rock Mental, el documental del Rock Boliviano, década de los 70 s

En los años 70 aparecian una serie de grupos y bandas que hicieron un rock progresivo

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=o-riUyAjFyA


Ads by Bidvertiser

Visite nuestra tienda virtual

Ads by Daily Motion