Ads By RevenueHits

A los musicos bolivianos

A todos los músicos de Bolivia que quieran que sus canciones esten en este blog por favor manden un enlace a nuestra página web en Facebook para evaluarlo

Ads by Bidvertiser

Busque a su artista boliviano preferido

OIL explora sonidos del mundo

Esta es una publicación que salio en el periodoco Página Siete de la ciudad de La Paz  el día 10 de mayo de 2015, en la páginas 20 y 21 de la revista Miradas y fue escrita por Carolina Hoz de Vila Guzman

Un diálogo cultural con los antepasados y la tradición es el nuevo álbum que trae sonidos tribales del mundo. Lo que perdura, lo eterno, el infinito, el universo, la serpiente que se come la cola…

Carolina Hoz de Vila Guzmán
  C alavera es el tercer álbum de estudio de la banda de rock OIL. Seis canciones se desprenden de esta nueva entrega material en español, producida y dirigida por el multiinstrumentista So Myung y OIL. 
El estudio Sapiens en Santa Cruz mezcló el sonido, Francisco Holzmann estuvo a cargo de la masterización en el estudio Clio de Santiago de Chile, mientras que, en Sonic Room se terminó de grabar el álbum. El primer sencillo de Calavera es Sal, canción que ya circula por las radios del país y tiene un videoclip de animación en YouTube, realizado por el artista Andy Garnica. 
"Pipo” Lara (batería y percusión), "Pichón” Aguilar (guitarra eléctrica), Oli Devaux (bajo) y "Chelo” Navia (voz y guitarra acústica) retornan este 2015 con una propuesta musical que honra a la muerte. 
Un diálogo cultural con los antepasados y la tradición es el nuevo álbum, que llega con sonidos tribales del mundo. Calavera desembarca en el sonido blusero del delta Misisipi que caracterizó a la banda desde sus comienzos, para retornar a la tradición folclórica. 
OIL se arriesga a dialogar con danzas tribales de medio Oriente, sin perder su identidad. Calavera es, por eso, como expresa Navia, la esencia musical de OIL. "Quisimos partir del hueso, para mostrar nuestra identidad”. 
El vocalista sostiene que el infinito se ensalza en la música de te disco, como un retorno a las raíces. "Lo que perdura, lo eterno, el infinito, el universo, la serpiente que se come la cola y que retorna es el disco”, grafica.
 La inspiración
La portada de una calavera guerrera es, por tal motivo, el emblema del disco. La instantánea fue tomada por el fotógrafo Andrés Alem, tiempo atrás, en una catedral de Bilbao, para simbolizar "la ascensión del espíritu”. La banda capturó esta idea como inspiración para plasmar la muerte como poder creativo y regenerador. 
Los personajes que giran alrededor del disco son, según Chelo Navia, "la magia de Thunupa, los rituales, las voces de los abuelos, el viaje de El Loco en el tarot y otros personajes espirituales olvidados” que evocan el infinito. El Run Run de la Calavera de Ramón Rocha Monroy, y Felipe Delgado de Jaime Saenz, novelas emblemáticas de la literatura nacional, sirvieron de soporte conceptual y poético para el álbum. 
La pre producción comenzó a principios del 2014 y culminó a fines del mismo año.
Durante la grabación, la banda se sintió más responsable que nunca de su sonido al trabajar a distancia con el multifacético So Myung. Todo el proceso de elaboración fue explosivo e intenso para el vocalista y compositor, Chelo Navia, al contar que la banda pasó 12 horas al día, degustando ideas musicales, durante una semana, para consolidar el resultado que quería. 
"Fue agotador. Pero cada nota, golpe, palabra te hace uno con tu música. Hacerla con tus hermanos es una especie de ritual que te lleva por varios caminos sonoros”, dice. 
La experiencia de trabajar con So Myung fue alentadora al mismo tiempo y sirvió de enseñanza para el cuarteto. "Él es un gran amigo, y músico, virtuoso instrumentista y melómano. Hablar de rock y de nuestras ideas con él fue muy natural. Aprendimos mucho de su trabajo”, complementa. 
El vocalista comenta que el trabajo cuidadoso que se hizo con las canciones, influyó en la naturalidad de los arreglos. Trabajar en maquetas, permitió que la improvisación en estudio fluyera de manera natural. 
A 11 años de sus comienzos, la banda tiene programadas dos giras musicales; una nacional y otra por Uruguay y Argentina. 
Tras la gira por Bélgica, Suiza y Francia que tuvo en 2012, OIL no descarta la posibilidad de retornar a Suiza para participar en un festival importante, además de lanzar como primicia un  documental de 45 minutos sobre su pasado tour europeo. 
Reseña del disco 
Desde la raíz del rock, OIL saborea el hueso más recóndito del sonido blues y lo pone a servicio de la experimentación instrumental, con atmósferas orientales y sonidos del mundo. 
Los pasajes musicales del disco recuerdan a Dead Can Dance, The Doors, Robert Plant, Days of the New y a las danzas armenias y turcas del pasado otomano. Como un eco de los dioses balcánicos y europeos, ruge la música tribal de Calavera, al explorar el origen de la vida en cánticos. 
El sonido de este cuarteto destapa los mitos culturales de la caja de Pandora para conversar con monstruos, tótems y wakas sagradas, en seis canciones que suenan al son de danza. 
Dioses humanos y bestiales; personajes de roca volcánica danzan en las capas tectónicas del rock de OIL. 
1. Sal. En la crónica de Santa Cruz Pachacuti Tunupa es el apóstol. Se transforma en Tata Santiago o Illapa en la imaginación de los señoríos aymaras y en las crónicas de la colonia temprana. Mientras, un volcán llamado Tunupa es la serpiente que arrasa con los viajeros del salar y defiende la justicia con su fuego, en la visión de OIL. 
2. Madre Loba. La civilización nace de esta madre, como un aullido que la cultura intentó domesticar. El poder femenino que Clarissa Pinkola identificó como la Mujer Salvaje de la vida, es la loba bruja de los mitos. Jules Michelet, visualiza al numen como la curandera de los bosques. 
En consonancia con estas teorías históricas, OIL le da a la musa el poder de renacer de sus huesos. 
3. Sangre. Con la maravillosa interpretación del guitarrista blusero Joaquín Delemoine, es un sacrificio ritual. El flujo vital de alguna aclla inca en el templo de Pilkokaina, o de algún elegido en la empalizada Tzopantli de las calaveras de Tenochtitlán, se ofrenda para que la naturaleza sobreviva y el sol perdure. 
4. Cobras Negras. Son los cánticos de la tradición que el guerrero debe perseguir para encontrar en sus antepasados la voz de sus decisiones. 
5. Infinito. Es un tránsito al subsuelo, un leitmotiv instrumental que se repite como un susurro oriental hasta tocar las entrañas terrestres. 
6. Vino eterno. Es una ch’alla en el reino de los muertos. Un diálogo con las ñatitas y la sustancia acni de la Calavera de Todos Santos. 

Diálogo de culturas, tiempos y espacios es Calavera. Una mirada universal que reproduce en la música y poesía de la banda cochabambina, un brindis con los dioses que olvidamos.

Ranking nacional de músicos de rock 1987


Una publicación del periodico El Diario del día 24 de mayo de 1987 donde se ven a los

  • mejores guitarristas
  • Los mejore vocalistas
  • Mejores bajistas
  • Mejores bateristas
  • Mejores tecladistas



Ads by Bidvertiser

Visite nuestra tienda virtual

Ads by Daily Motion